10 consejos para una decoración Hygge

10 tips decoración hygge

En un mundo en el que el caos y la velocidad forman parte de nuestro día a día, es importante encontrar un lugar en el que poder olvidarnos del estrés acumulado a lo largo del día, un sitio en el que relajarnos y poder disfrutar de la familia, la pareja o los amigos. Sí, nos estamos refiriendo a tu hogar. Nuestras casas deben ser un lugar en el que encontremos la felicidad plena tras un largo día de trabajo.

Es por este motivo por el que la decoración hygge está ganando adeptos, ya que los daneses consideran que gracias a ella, podremos encontrar la felicidad en nuestro hogar. Pero, ¿Cómo conseguir la decoración hygge perfecta? Aquí te ofrecemos 10 consejos con los que decorar tu casa con este nuevo estilo:

1. Menos es más

Esto no es nada nuevo. Frente a las decoraciones más antiguas o vintage en las que predominaban la proliferación de todo tipo de objetos que no dejaban entrever los.muebles hora encontramos decoraciones mucho más minimalistas.

Y, por su supuesto, en la decoración hygge no podía faltar. El minimalismo siempre ha sido característico de los países nórdicos y cada vez está más presente en los hogares españoles. No solo es práctico, ya que es más fácil limpiar sin tanto objeto, sino valora la sencillez y la importancia de los pequeños detalles que, en otras circunstancias, quedarían inadvertidos.

2. Apuesta por el blanco

Extremadamente relacionado con el punto anterior, debemos remarcar la importancia del color blanco en la decoración hygge. El.color blanco es el protagonista indiscutible de la sencillez tan característica de esta decoración y, por lo tanto, es el color principal.

Al blanco se le suman otros colores pasteles o suaves que pueden dar un toque de color al ambiente. Si, aun así, te resulta un poco frío, siempre podrás completar tu decoración con alfombras, almohadas o cojines que aporten poco de alegría a la estancia.

3. La luz, siempre natural

Si has viajado alguna vez a los países nórdicos te habrás percatado de algo cada mañana cuando un rayito de Sol te despertaba a primera hora. Exacto, no hay persianas. Y es que, la decoración hygge prima la luz artificial y evita en la medida de lo posible consumir luz artificial.

Es por este motivo por el que en los países del norte de Europa no encontrarás persianas ni cortinas tupidas que no dejen.entrar la luz del Sol. La luz natural hará que tu estancia parezca más amplia, por lo que te recomendamos que evites cortinas y estores que eviten que entre la claridad por la ventana. Si lo haces, no solo conseguirás una estupenda decoración hygge, sino que verás reducido de manera considerable el recibo de la luz.

4. La naturaleza en casa

Las plantas son un pilar fundamental en la decoración hygge. Ten en cuenta que este movimiento decorativo nace en el país danés, un lugar frío y poco acogedor. De ahí la importancia de las plantas en la casa, que nos ayudan a hacerla más cálida en los meses de frío.

Esto no quiere decir que la naturaleza no tenga que estar presente en los meses de verano. Unas flores cerca de la ventana pueden ser el toque de color que necesite una casa para reflejar la alegría en esta estación del año.

5. Materiales sencillos

Los materiales sencillos y poco tratados son otras de las características de la decoración hygge. El material predominante es la madera, a través de la que conseguiremos crear ambientes rústicos.

Te aconsejamos que completes la armonía de tu habitación con materiales textiles, cálidos y peludos que aporten cuerpo y redondeen lo que, sin duda, será una decoración perfecta.

6. Di adiós al papel pintado

Si lo que quieres es conseguir en tu hogar una auténtica decoración hygge, es hora de decir adiós a ese papel pintado que durante décadas estaba presente en todas las casas.

Pinta las paredes de colores claros como el blanco, el beige o el gris clarito para conseguir un espacio amplio y luminoso.

7. En busca de la comodidad

No podemos olvidarnos, estamos en nuestras casas y tenemos que estar cómodos. Tiene que ser un lugar en el que poder relajarte tras un largo día de trabajo.Por eso, en la decoración hygge no puede faltar un rincón hyggekrog. Este puede ser desde sillón junto a la ventana hasta un sofá repleto de cojines, pero debe ser tu rincón de la casa.

8. Los detalles marcan la diferencia

En la decoración hygge los detalles son la clave del éxito. Hemos dicho que se trata de.una decoración diáfana, pero eso no significa que esté libre de pequeños detalles que marquen la diferencia y hagan que cada estancia sea especial.

Por eso, los elementos que decoran las estancias deben evocar felicidad y recordarnos buenos momentos con nuestros
seres más queridos. Fotografías, objetos que evoquen momentos especiales… cualquier cosa es buena si logra sacarte una sonrisa cuando la ves.

9. Sácale partido a los exteriores

Está comprobado. Disfrutar del aire libre nos cambia el humor y nos hace más felices, por eso, no debemos descuidar nuestros exteriores, por muy pequeños que sean.

Equipa tu terraza o balcón para poder disfrutar al máximo del calor en verano y de las horas de luz en invierno. Un libro y una manta mientras ves el atardecer es una de las mayores terapias que ofrece la decoración hygge.

10. Disfruta de no hacer nada

Se trata del punto principal de la decoración hygge. Aprender a disfrutar de pequeños.momentos de relax como estar unos minutos más en la cama, leer un libro en tu rincón favorito o simplemente ver la lluvia caer desde tu ventana.

Estos son algunos consejos que acercaran la filosofía de vida danesa a tu casa, a través de la decoración hygge.

Comparte este artículo

Comenta